Home Veterinarias ¿Es seguro darle huesos a tu perro? Lo que debes saber

¿Es seguro darle huesos a tu perro? Lo que debes saber

0 comment 173 views



La alimentación de nuestras mascotas es un tema que siempre genera dudas y controversias. En particular, la costumbre de dar huesos a los perros es una práctica que ha sido cuestionada por expertos en salud animal. Aunque muchos dueños de perros consideran que los huesos son un premio natural y saludable para sus mascotas, los veterinarios advierten sobre los riesgos que pueden conllevar.

Los riesgos de dar huesos a los perros

Los huesos, especialmente los cocidos, pueden ser peligrosos para los perros. Pueden astillarse y causar lesiones graves en el sistema digestivo del animal. Además, los huesos grandes pueden causar obstrucciones intestinales que requieren cirugía de emergencia. También existe el riesgo de que el perro se atragante con un hueso, lo que puede ser fatal.

Además, los huesos pueden ser portadores de bacterias dañinas como la salmonela, que pueden causar enfermedades graves tanto en perros como en humanos. Por lo tanto, es importante manejar los huesos con cuidado y asegurarse de que estén bien cocidos antes de dárselos a su mascota.

Perro con hueso

Alternativas seguras a los huesos

Existen alternativas seguras a los huesos que pueden satisfacer la necesidad de masticar de su perro. Los juguetes para masticar, por ejemplo, están diseñados para ser duraderos y seguros para los perros. También hay golosinas para perros que están diseñadas para limpiar los dientes y mantener la salud bucal de su mascota.

Si aún desea darle huesos a su perro, los veterinarios recomiendan huesos crudos en lugar de cocidos. Los huesos crudos son menos propensos a astillarse y son más fáciles de digerir para los perros. Sin embargo, es importante supervisar a su perro mientras mastica un hueso para evitar accidentes.

Consejos para dar huesos a los perros

Si decide darle huesos a su perro, hay algunas precauciones que debe tomar. Primero, asegúrese de que el hueso sea del tamaño adecuado para su perro. Los huesos pequeños pueden ser un peligro de asfixia, mientras que los huesos grandes pueden ser difíciles de masticar y pueden causar lesiones en los dientes.

Además, nunca deje a su perro solo con un hueso. Siempre debe haber alguien supervisando para asegurarse de que el perro no se atragante o se lastime mientras mastica el hueso. Finalmente, si nota algún cambio en el comportamiento de su perro después de darle un hueso, como vómitos, diarrea o letargo, debe llevarlo al veterinario de inmediato.


All Right Reserved. Designed by Gopoint Agency