Home Uncategorized Razones por las que los perros a veces se comen sus excrementos

Razones por las que los perros a veces se comen sus excrementos

0 comment 315 views

¿Por qué los perros se comen sus excrementos?

Una práctica que puede parecer extraña y un tanto desagradable es que algunos perros, en ciertas circunstancias, pueden terminar comiéndose sus excrementos. Este comportamiento, conocido en términos médicos como coprofagia, puede ser bastante común en ciertos perros y puede tener variadas causas. En este artículo detallaremos algunas de las razones que llevan a nuestros compañeros caninos a comportarse de esta peculiar manera.

Razones nutricionales

Una de las principales causas de que un perro se coma sus excrementos es la falta de nutrientes esenciales en su dieta. Los perros necesitan una serie de nutrientes para mantenerse saludables y si su comida no los satisface adecuadamente, es posible que intenten obtenerlos de cualquier fuente, incluso de sus heces.

Además, algunas enfermedades como la pancreatitis o cierto tipo de parásitos intestinales pueden impedir que el perro absorba adecuadamente los nutrientes de su comida, lo que también puede llevar a la coprofagia.

Cambios en la rutina alimentaria

Un cambio en el horario de alimentación, una disminución en la cantidad de comida o cambiar a una dieta menos satisfactoria pueden hacer que tu perro sienta hambre. Como resultado, podrían empezar a buscar fuentes de alimentos adicionales y terminar comiendo sus heces.

Comportamiento aprendido

En algunos casos, un perro puede aprender a comer sus heces si ve a otros perros hacerlo. Este comportamiento se puede dar en situaciones de convivencia con otros perros, especialmente en refugios o perreras donde las condiciones no son idóneas.

Causas asociadas al comportamiento

Raro como parece, la coprofagia en perros a veces puede ser una respuesta a situaciones de estrés, aburrimiento o ansiedad. Comer sus excrementos puede ser un mecanismo para atraer la atención de sus propietarios o una forma de aliviar su tensión o aburrimiento.

Factores biológicos

Algunas perras lactantes pueden comer las heces de sus cachorros para mantener limpia la zona del nido. Esta es una práctica bastante natural que incluso puede verse en la naturaleza en diferentes especies. Los cachorros, a su vez, podrían copiar este comportamiento de su madre durante su crecimiento, aunque a menudo lo superan a medida que crecen.

Cómo prevenir la coprofagia en perros

  • Mantener una dieta equilibrada: Asegúrate de que tu perro recibe todos los nutrientes que necesita de su dieta diaria. Si no estás seguro, consulta a un veterinario.
  • Realiza chequeos veterinarios regulares: Esto te permitirá detectar a tiempo la presencia de enfermedades o parásitos que podrían estar robando los nutrientes de tu perro.
  • Reduce el estrés de tu perro: Procura que tu perro tenga suficiente ejercicio y estimulación mental para mantenerlo contento y ocupado.
  • Mantén el lugar limpio: Recoge los excrementos de tu perro tan pronto como los veas para minimizar la tentación.

Ahora que conoces las razones por las que los perros a veces se comen sus excrementos, puedes tomar medidas para prevenir este comportamiento y mantener a tu mascota saludable y feliz. ¡No olvides que cada perro es único y puede tener necesidades específicas!

Sigue navegando por Petsguru.cl para encontrar más contenidos interesantes y útiles sobre el cuidado de tus mascotas. Y si te ha parecido útil esta información, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

https://youtu.be/4y4379QGIqg

All Right Reserved. Designed by Gopoint Agency